La realidad mexicana

Hace seis días comenzaron los juegos olímpicos en Rio de Janeiro a los cuales acudieron 124 atletas mexicanos a representar los colores de nuestra nación. En el tiempo que va de competencia México no ha logrado conseguir ninguna medalla, a pesar de ya haber competido en disciplinas en las que se esperaba que los metales pudieran llegar como lo son los clavados, el tiro con arco, el boxeo y el futbol.

Sin importar la falta de medallas es de reconocer que los atletas mexicanos, con la excepción el representativo de futbol, han dudo un papel digno en las competencias incluso superando las expectativas que se tenían. Y aun así la población general de nuestro país ha tenido el atrevimiento de criticar fuertemente a estos atletas en las redes sociales.

El centro de atención de estas críticas ha sido la gimnasta Alexa Moreno, quien ha sido fuertemente criticada por su físico. Y si bien ya es muy conocida su historia y situación actual, vale la pena mencionar que ninguno de nosotros estamos en la posición de criticarla de esta manera, porque estoy seguro que nadie hemos llegado y ni llegaremos a estos niveles de competencia tan altos en uno de los muchos deportes que son completamente ignorados por nuestro país, a excepción de cuando ocurren los juegos olímpicos.

En términos más generales las críticas han caído sobre los representantes mexicanos hablando de que son “mediocres” porque solamente van con la mentalidad de competir. He aquí donde todos se equivocan, la mentalidad de los atletas de México es la misma que la de los atletas de cualquier otro país, dar lo mejor de ellos mismos buscando el mejor resultado posible, en este caso el oro olímpico. La diferencia entre los mexicanos y sus competidores de otras nacionalidades, como lo son los norteamericanos, chinos, rusos, japoneses, entre otros es que los de otros países reciben un apoyo constante en cuestión de infraestructura, equipo y entrenamientos. Mientras que en México el apoyo a los deportes con un nombre distinto a “futbol” reciben un apoyo “mediocre” por parte del gobierno, y a pesar de esto muchos se logran calificar a juegos olímpicos y alcanzar instancias que no se imaginaban. Y si bien se puede hablar de casos de atletas que han competido por el oro y lo han ganado cabe mencionar que estos atletas normalmente entrenan fuera del país o tienen la capacidad económica de financiar entrenadores extranjeros o “privados”.

Esa es la realidad del deporte mexicano, no se le apoya y no recibe la atención necesaria para que los procesos de cuatros años sean los adecuados y se pueda hablar de que México llegue a las partes altas del medallero. Y si se quiere hablar de fracasos o de una mentalidad mediocre, pueden apuntar hacia el futbol, el deporte que mayor apoyo y atención recibe día a día en nuestro país. En el cual México ha logrado los mayores éxitos en categorías menores y no pueden superar la fase de grupos en uno que resultaba ser cómodo para el combinado mexicano, pues se hablaba de que el único rival complicada era Alemania. Pero yo no veo los trending topics o mi página de inicio de Facebook hablando de este fracaso, porque los futbolistas son nuestros predilectos y no nos atrevemos a criticarlos. Porque de eso se vive en México.

La realidad de nuestro país está centrada en criticar de manera poco razonable a quienes tienen mayor éxito que uno mismo. En la envidia a los logros de los otros, en lugar de ver la realidad de estas personas. Pues estos atletas han tenido que competir no solamente contra los representantes de otros países, sino que también contra el sistema mexicano, contra las trabas internas y los malos manejos. Y no digo que la crítica no se acepte, pero que si se va a hacer que sea bien fundamentada y constructiva para que pueda ser útil para todos.

Seamos conscientes y sepamos que podemos estar orgullosos de tener representantes de clase mundial en distintas disciplinas en los juegos olímpicos de Rio, y tengan por seguro que ellos están dando lo mejor para tratar de alcanzar el mejor resultado posible, porque el mayor deseo de un atleta es poder escuchar su himno mientras recibe el tan ansiado oro olímpico. Detengamos este movimiento de odio y envidia hacia nuestros compatriotas y empecemos a entender que trabajando juntos y apoyándonos podemos llegar más lejos como mexicanos.

Por último, gracias a todos los atletas que ya han competido en Rio por dar lo mejor de ustedes y el mayor de los éxitos a los que faltan de competir o que no han terminado su participación. Así como lo mejor hacia el futuro para todos que ustedes son un orgullo para México.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s